Tito Rabat
Accidente de Tito Rabat en el circuito de Montmeló. CAPTURA VÍDEO

El piloto catalán Esteve "Tito" Rabat (Ducati Desmosedici GP17), que sufrió una fuerte caída durante los entrenamientos de MotoGP en el circuito Barcelona-Cataluña, recibió este jueves el alta médica del Hospital Universitario Quirón Dexeus de Barcelona y quiere estar en Mugello.

"Ayer pensábamos que iba a ser muy difícil llegar a Mugello, porque tendrían que operar, pero esta mañana hemos hecho otras pruebas y vamos a pasar la semana con el brazo escayolado", explicó el propio Rabat en la nota de prensa de su equipo.

Rabat regresará a su casa en Valencia y ya le están fabricando una cédula especial para que pueda realizar sesiones de "crioterapia" y así acelerar la regeneración del tejido muscular en los próximos días, si bien el piloto deberá de regresar a Barcelona el próximo martes para someterse de nuevo a una ecografía, tras la cual los médicos valorarán su participación en el Gran Premio de Italia, que se disputará en Mugello.

"El martes que viene haremos nuevas pruebas", afirmó el piloto de Ducati, que resaltó lo bien que estaba siendo el año ya que dijo ser "muy competitivo y vamos a intentar llegar lo mejor posible".

El piloto catalán quiso agradecer "todas las muestras de apoyo y ánimo" que recibió desde el accidente.

Rabat, campeón del mundo de Moto2 en 2014, sufrió el accidente durante las pruebas convocadas por el fabricante de neumáticos Michelín en el circuito de Barcelona-Cataluña, al perder el control de su Ducati en una curva y salir despedido de su moto, si bien se pudo levantarse por su propio pie con un fuerte dolor en el brazo izquierdo.

Tras realizarle una ecografía en el Hospital Universitario Quirón Dexeus, los doctores Ángel Charte, Xavier Mir y Jordi Robert, confirmaron que el piloto sufría una ruptura muscular de 3 cm de apertura, aunque han decido que no es necesaria la cirugía y han procedido a la inmovilización del brazo izquierdo.