Quique Sánchez Flores
Quique Sánchez Flores, cabizbajo tras la derrota del Espanyol ante el Eibar. EFE

La grada de Cornellá-El Prat despidió con pitos a su equipo tras perder este miércoles ante el Eibar por 0-1. El Espanyol  está en una situación delicada y a Quique Sánchez Flores se le nota. En rueda de prensa, después de la derrota, llegó a encararse con un periodista que le preguntó sobre su futuro: "Si no preguntas por el partido, no te voy a responder", dijo el técnico.

"En Valencia me repitieron mucho una frase de Víctor Espárrago que me parece interesante: 'Si cuando puedes no quieres, cuando quieres ya no puedes'. Y eso es lo que nos está pasando", comentó Sánchez Flores. Su equipo lleva cinco partidos sin marcar un solo gol.

En cuanto a la pitada, el entrenador madrileño también fue muy rotundo, y aseguró que "si no se genera emoción, ni victorias, te pasa esto". Considera que, como todos los equipos de fútbol, están "expuestos a los resultados".

"En el fútbol hay que estar alerta", aseveró el míster ante los medios. Flores, que ha tenido desavenencias con la directiva perica a lo largo de toda la temporada, supo también quitar importancia a la mala racha: "Quedan solo cinco partidos, si quedaran más sería preocupante, porque estamos siempre en el alambre y caemos hacia el peor lado".