Quique Sánchez Flores
Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, en rueda de prensa. EFE

El entrenador del Atlético de Madrid, Quique Sánchez Flores, no se ha mostrado preocupado por su situación en el banquillo rojiblanco y ha dejado claro que "siempre" ha trabajado en sus diferentes equipos "bajo situaciones de presión"

"El fútbol no va a cambiar y está siempre así, otra cosa es la percepción que tengo yo de las cosas. Siempre he estado en situaciones de bajo presión y nunca he estado en equipos sanas en situaciones sanas", apuntó Sánchez Flores.

Así, el preparador 'colchonero' recalcó que está "absolutamente acostumbrado" sobre los rumores y que tiene la "conciencia tranquila en cuanto trabajo". "No en cuanto a que estoy sacando el rendimiento de siempre", señaló.

Sin embargo, Sánchez Flores quiso dar por zanjado el asunto. "Por más que nos confirmen, insistís (a los periodistas) que la cosa sea diferente, aunque la afición esté siendo exquisita conmigo hay que insistir, pero ya está bien, no voy a contestar más de este tema", aseveró.

Por más que nos confirmen, insistís que la cosa sea diferentePor otro lado, el técnico madrileño espera que la afición responda ante el Valencia. "Hay que intentar sacar el partido con nuestro afición, que la necesitamos, pero sabemos que tenemos que dar antes de recibir para que las cosas salgan como queremos", advirtió.

El entrenador rojiblanco lamentó que la temporada haya sido enredada "en muchos aspectos" y que, por ello, no hayan logrado alcanzar "el equilibrio" que tuvieron al final de la pasada campaña y al inicio de ésta. "Nos encantaría tenerlo y esa brújula no se ha perdido. El objetivo es transmitir esa intención y ojalá este sábado las cosas nos salgan bien porque el Valencia es un rival complicado y con experiencia", añadió.

Además, sabe que una victoria ante el conjunto 'ché' podría servir de "punto de inflexión", que igualmente serviría para que se aferrasen "a otra situación que se está complicando" como son los puestos europeos. Tres puntos podrían provocar que el Atlético sufriese "una reacción importante que tuvo este grupo otros años".

"Vienen rivales directos que aparte de ganar, nos tienen que servir para ganar confianza, y de esto somos conscientes. Queremos retomar los puestos europeos, que es a lo que estamos acostumbrados a defender", prosiguió al respecto.

"Los jugadores se han rearmado"

Para Sánchez Flores, el equipo ha estado "muy 'tocado'", lo que la "complicado" el momento de preparar los partidos. "Hemos perdido partidos de forma continuada y de forma muy diferente. Estamos acoplando jugadores que se han encontrado una atmósfera extraña, pero los jugadores se han rearmado y quieren agradar, demostrar que están por la labor de dejarse la vida por su trabajo", afirmó.

Del choque ante el Valencia, no espera un partido diferente al de otros años. "Es un equipo consistente, sólido, con variaciones para su juego y con experiencia. En general, hemos sólido jugar bien y le hemos sabido jugar, a ver si mañana retomamos esa senda", aseguró.

Se vio en una situación buena para alcanzar un título

Sobre la polémica por la visita del Valencia en la Europa League del año pasado, el madrileño fue claro. "Se vio en una situación buena para alcanzar un título y lo hicimos nosotros, está bien que nos vea como rival. El Calderón siempre me ha parecido campo difícil y veo al Valencia como un rival difícil, así que será un partido de alta calidad e intensidad", avisó.

Además, no encuentra "paralelismos" con su etapa como entrenador 'ché'. "Estaba en una etapa muy importante de conseguir éxitos y tener equilibrio durante tres años. No era consciente de que iba a ser así cuando fuimos cesados yendo cuartos. Ahora, sí soy consciente de que los objetivos están lejos y que no se rinde como se espera, pero antes me encontraba atléticos que me decían 'gracias' y ahora me dicen 'gracias y ánimo'", subrayó.

Finalmente, Sánchez Flores recalcó que tiene "la obligación" de analizar "al máximo" lo que está sucediendo en el equipo. "Lo tengo claro. Sé cual es el desarrollo de todo, que nos ha hecho mucho daño, que nos ha hecho daño, que hemos aprovechado bien, que hemos aprovechado mal. Es mi obligación saberlo, sino sería incapaz de transmitirles mensajes a mis jugadores", sentenció el técnico rojiblanco, aclarando que estos mensajes son "internos y no externos".