La derrota del Valencia ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán por 3-0 ha agotado la paciencia de la Junta Directiva valencianista que ha anunciado, por medio de un portavoz de la misma, que estudiarán a lo largo de esta noche si Quique Sánchez Flores continúa al frente del vestuario ché.

El mal juego durante el último partido y el hecho de recibir al Real Madrid el próximo miércoles pueden acelerar los acontecimientos en el banquillo valencianista y Quique, cuestionado cuando las cosas no salen bien, podría dejar de ser técnico del equipo.

La reunión urgente se celebrará en las oficinas de Mestalla etsa madrugada, al regreso de la plantilla a Valencia.