Una queja condena a Echávarri y Paz

Los gallegos pasan del segundo puesto al cuarto en el Mundial Platú 25 tras una protesta italiana.
El Vilagarcía-Movistar, durante la disputa de la última regata del mundial.(M. P.)
El Vilagarcía-Movistar, durante la disputa de la última regata del mundial.(M. P.)
Fernando Echávarri y Antón Paz, pareja de gallegos nombrados en 2005 mejores regatistas del mundo y campeones del mundo de la clase tornado, vieron cómo el sábado se caían del segundo peldaño del podio y pasaban a la cuarta posición tras una protesta del barco italiano NT-Fra Martina, en la última jornada del Mundial Platú 25 de vela que se disputó en aguas de la ría de Vigo.

Según el patrón transalpino, Lorenzo Bressani, el barco gallego les forzó a tocar la baliza de la última ceñida, lo que los obligó a bordear nuevamente la boya. El jurado internacional admitió la queja y descalificó a los españoles, a pesar de que el Vilagarcía-Movistar presentó en su defensa, primero, unas fotografías y, posteriormente, unas imágenes de vídeo que parecían refutar la protesta de los italianos.

Campeón balear

De esta trifulca se aprovechó el BMW-Rex Motor de Manuel Weiller. El marinero balear se convirtió así en el primer campeón del mundo de la clase Platú 25.

Al tercer escalón del podio se subió otro gallego, Gonzalo Araújo, al timón del velero Balearia-Deporte Galego.

El barco de moda

La clase Platú 25 es el monotipo de moda en Europa, con una competición en tiempo real que destierra de la vela la pesadilla de los tiempos compensados, que tan difícil hace para el profano la comprensión de este deporte. Este modelo, que llegó a nuestro país hace tres años, se caracteriza por su bajo coste, y dado que la fórmula de construcción no varía de año en año, permite una reventa sin que se devalúe su precio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento