Qué es y cómo se trata la rotura de ligamento cruzado anterior, de las más temidas por los futbolistas

Asensio se marcha en camilla tras romperse el cruzado
Asensio se marcha en camilla tras romperse el cruzado
EFE

Marco Asensio se rompió el ligamento cruzado anterior y el menisco externo de la rodilla izquierda en el partido que el Real Madrid disputó en la madrugada de miéroles ante el Arsenal.

Se trata de una de las lesiones más temidas por los futbolistas y que obligará al balear a pasar por el quirófano y a pasar, al menos, seis meses de baja.

¿Qué es y qué se rompe en una rotura de ligamento cruzado?

Los ligamentos son una serie de fibras de colágeno que limitan el movimiento de la articulación para evitar que sobrepase los límites físicos. Es decir, estabilizan la rodilla. En el caso de los ligamentos cruzados, que se llaman así porque se cruzan en el interior de la rodilla, unen la tibia con el fémur y estabilizan la articulación en la extensión y la flexión. El ligamento anterior evita que la tibia vaya hacia adelante en su posición con respecto al femur.

Con un mal apoyo, con un golpe o un cambio brusco de dirección, el ligamento puede romperse, dejando desprotegida la zona.

Cómo se trata una rotura de ligamentos

En el caso de los deportistas de élite, lo más recomendable siempre es pasar por el quirófano. Antes de que se realice la intervención, el lesionado deberá guardar reposo absouto y aplicarse hielo en la zona afectada los tres primeros días. Se vendará la zona para proteger los movimientos de la rodilla.

Asimismo, se recomienda que mantenga la pierna elevada en el reposo y que se desplace con muletas.

Recuperación tras la operación

La primera semana tras la operación es similar al proceso previo: es decir, reposo absoluto y cuidados de la zona. Es a partir de la segunda semana, cuando ya se han retirado, en prinicipio los puntos, cuando el lesionado puede empezar a hacer ejercicios leves como flexionar la rodilla un máximo de 90º para ir recuperando movilidad. En la tercera semana se intensifican los movimientos de flexión.

No es hasta la cuarta semana o el mes desde la intervención que el lesionado puede comenzar la rehabilitación, que incluye trabajo en bicicleta. Una vez superado el primer mes, se intensifican los entrenamientos y el lesionado debe tratar de llegar a los movimientos naturales, habituales antes de la rotura.

Otras futbolistas que se rompieron el cruzado

Uno de los casos más famosos en España es el de Sergio Asenjo. El portero del Villarreal se ha roto el cruzado en cuatro ocasiones y siempre ha reaparecido. Todo un ejemplo de superación.

En diciembre de 2005, Xavi Hernández sufría rotura del ligamento cruzado y se veía obligado a pasar por el quirófano. El jugador es todo un ejemplo de que una lesión de este tipo no tiene por qué truncar la carrera de nadie: después de recuperarse, el Barça entraba en la época más exitosa de su historia, de la que él fue uno de los principales artífices.

Fuera de nuestras fronteras, un caso muy conocido es el de Ronaldo Nazario. Aunque conviene puntualizar que lo que el brasileño sufrió fue la lesión más temida por cualquiera: 'la triada'. Es decir, rotura de ligamento cruzado anterior, ligamento lateral interno y menisco interno. Nunca volvió a ser el mismo, pero nunca le faltó magia y calidad.

Víctor Valdés, Sergio Canales, Sami Khedira, Giuseppe Rossi, Diego Costa o Radamel Falcao, son otros de los futbolistas de talla mundial que saben lo que es pasar seis o más meses de baja por una lesión muy temida por cualquier deportista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento