Todo por los puntos: Vettel hace la guerra por su lado

  • Estalla la guerra en Red Bull tras el GP de Malasia.
  • Vettel desoyó las órdenes de equipo de no adelantar a Webber.
  • Prefirió arañar puntos, algo que puede resultar vital de cara al título final.
  • ESPECIAL Todo sobre el Mundial de Fórmula 1.
Webber y Vettel, en el podio de Malasia.
Webber y Vettel, en el podio de Malasia.
EFE

El alemán Sebastian Vettel (Red Bull) logró su vigésimo séptima victoria en la Fórmula 1 después de imponerse en un controvertido Gran Premio de Malasia en el que desoyó las órdenes de su equipo de no adelantar a su compañero, Mark Webber, en las vueltas finales.

En el circo de la Fórmula 1 cada punto es vital, o eso debió pensar Vettel, triple campeón mundial, después de sobrepasar a Webber en un adelantamiento en los últimos giros que podía haber tenido consecuencias nefastas para la escudería austríaca.

Desoyendo al director de Red Bull, Christian Horner, de mantener la posición para asegurar los puntos, el joven prodigio alemán se jugó un adelantamiento evitable para sumar una nueva victoria y colocarse como líder del Mundial, sobrepasando al finlandés Kimi Raikkonen (Lotus), vencedor en Australia y séptimo hoy.

Esta acción enfureció a su compañero de equipo, el veterano australiano, Mark Webber, curtido en mil batallas, pero que ve temporada tras temporada, el claro favoritismo de su escudería por el piloto de Heppenheim.

"Después de la última parada en boxes, el equipo me dijo que la carrera había terminado, que nos mantuviéramos en esas posiciones y arriesgáramos lo menos posible de cara al final. Vettel tomó sus propias decisiones y no hizo caso a las órdenes de equipo, pero no pasará nada porque está protegido. Siempre sucede lo mismo", espetó enfadado el piloto australiano tras la carrera.

No ocurrió lo mismo en Mercedes

Pese al enfrentamiento entre los dos Red Bull, la escudería austríaca volvió a demostrar su superioridad en el circuito, en una carrera en la que los únicos que pudieron hacerle frente fueron los Mercedes del inglés Lewis Hamilton y del alemán Nico Rosberg, enfrascados también en una pelea por subir al tercer puesto del cajón.

A diferencia de Vettel, Rosberg acató las órdenes de su equipo que, pese a rodar más rápido que el nuevo fichaje de la escudería alemana, no le permitieron adelantar al británico por miedo a perder unos valiosos puntos para el mundial de constructores.

Hamilton, tras la carrera, sí tuvo palabras para su compañero: "Me habría gustado que Rosberg hubiera estado en el podio".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento