El Málaga cerró ante el Tenerife la primera vuelta del campeonato como segundo clasificado después del empate de ayer y la victoria del Numancia (1-2) ante el Poli Ejido. El conjunto de Juan Ramón Muñiz se adelantó pronto en el marcador gracias a Baha, que batió a Juan Pablo con un disparo raso después de aprovechar un rechace tras un derribo a Salva.

Sólo siete minutos le duró la alegría a los malagueños, ya que Nino empató tras superar a Goitia con una leve vaselina.

A partir de ahí, el Málaga estuvo a merced del Tenerife, que gozó de su ocasión más clara en la recta final de la primera parte, cuando un remate de Nino, con Goitia ya batido, lo sacó un defensa en la línea de gol. En la reanudación, el Málaga espabiló y el partido entró en una fase de ritmo frenético con ocasiones para ambos equipos. Ayoze probó fortuna en el minuto 59 con un disparo de falta, mientras que en el minuto 63 fue Salva el que lo intentó, pero su cabezazo se marchó fuera.

El Málaga se conformó entonces con el empate que reflejó hasta el final el marcador, ya que ni la expulsión del jugador del Tenerife Manolo Martínez le animó a llevarse un triunfo de Canarias.