El pulpo Paul, el oráculo animal del acuario Seelife de Oberhausen (oeste de Alemania), pronosticó el pase de España a la final con una clara victoria en la semifinal contra Alemania.

Paul eligió, ante varios equipos de televisión, una ostra que estaba en la caja con la bandera española y la devoró y despreció la otra, en el contenedor con la bandera alemana.

Hasta ahora, Paul ha acertado en todos sus pronósticos sobre los partidos de Alemania en el Mundial.

No obstante, en la final de la Eurocopa 2008 se equivocó al pronosticar una victoria alemana sobre España.