La afición no olvida a Puerta.
La afición no olvida a Puerta.(AGENCIAS)

La cadena de televisión Telecinco reabrió anoche la polémica sobre el fallecimiento del jugador del Sevilla, Antonio Puerta, en un debate donde trabajadores del hospital donde fue atendido el futbolista afirmaron que una serie de posibles negligencias llevaron al fatal desenlace.

Según médicos del Hospital Virgen del Rocío consultados por la cadena, el jugador sevillista podría seguir vivo si no se hubiesen cometido algunos fallos.

Si hubiera habido un soporte vital adecuado, Antonio Puerta seguiría vivo. Aquí llegó cadáver


"Si hubiera habido un soporte vital adecuado, Antonio Puerta seguiría vivo. Aquí llegó cadáver".

Estos médicos cargan la responsabilidad de lo ocurrido sobre quienes atendieron al jugador desde que se desmayó hasta que llegó al hospital.

Al parecer en el campo no había un equipo de reanimación, la cual no se llevó a cabo hasta más de diez minutos después cuando debe hacerse a los seis minutos de la parada para evitar lesiones irreversibles.

Fue esta la negligencia principal, pero supuestamente hubo otras después como el hecho de no utilizarse la mascarilla adecuadamente o que el desfibrilador estuviera cerrado.

Cuando llegó la UVI móvil, Puerta ya había sido trasladado en una ambulancia convencional no preparada para estos casos y con tres voluntarios.

El hospital tampoco actuó correctamente

Pero en el Virgen del Rocío tampoco se hicieron correctamente las cosas.

Puerta fue atendido en el servicio de urgencias por una joven recién contratada, traumatóloga y residente de primer año anestesista.

Las fuentes consultadas por Telecinco hablan de una "ley del silencio" en el hospital y de que se quiere ocultar lo que realmente pasó.

Algunos contertulios del debate llegaron incluso a hablar de homicidio involuntario por negligencia

Algunos contertulios del debate llegaron incluso a hablar de homicidio involuntario por negligencia y se preguntaban cuanto dinero invierten los clubes de fútbol en medicina deportiva.

Pedro Castro, médico del 061, dijo que el primer fallo fue que saliese andando del campo así como que no se utilizó la ambulancia adecuada, mientras que el doctor Cabeza instó a que los clubes tuvieran una UVI movil a la puerta del estadio. Su coste es de 614 euros al día.

Cabeza dijo además que los reconocimientos médicos en el deporte son "un cachondeo" y que cualquier amigo médico puede firmar un certificado médico de aptitud médica.

J.M.Muñoz añadió que Puerta había sufrido 14 mareos y un desmayo serio en el último año.

Infarto cerebral y no ataque cardíaco

El jueves, el diario Público revelaba que el jugador podría haber muerto de un infarto cerebral causado por una embolia y no por un ataque cardíaco.

Eso es al menos es lo que sospechan los médicos que han tenido acceso a la autopsia del jugador.

Fuentes médicas aseguran que en la autopsia no se aprecian lesiones cardíacas

Si bien aún no se han hecho públicos los datos de la necropsia, el nuevo diario se basa en fuentes médicas, que aseguran que en la autopsia no se aprecian lesiones cardíacas.

Antes de fallecer, al jugador del Sevilla se le sometió a pruebas cardiológicas muy exhaustivas y llevadas a cabo por dos grupos de prestigio, el Centro de Alto Rendimiento de La Cartuja, en Sevilla y el equipo de la clínica FREMAP. No se le apreció nada.

Los expertos empiezan a considerar que Puerta pudo sufrir un infarto cerebral. La obstrucción de un vaso sanguíneo del cerebro sería muy compatible con la forma en que se produjeron sus desmayos y su evolución posterior.