El próximo fin de semana. El presidente del BM Valladolid, Dionisio Miguel Recio, lamentó ayer que la venta de las entradas y los abonos para la próxima Copa Asobal, que se disputará en el pabellón Pisuerga el 22 y 23 de diciembre «no esté cumpliendo las expectativas».

«Las cosas no están yendo todo lo bien que se esperaba, ya que a fecha de hoy están ocupadas algo más 3.500 localidades, mientras que la capacidad del Pisuerga supera las 6.000, lo que implica que al club le va a faltar financiación para cubrir los gastos de organización de esta competición», aseguró a Miguel Recio.

El presupuesto de la Copa Asobal asciende a 155.000 euros, de los cuales 140.000 han sido aportados por las instituciones locales y regionales y 15.000 euros proceden del BM Valladolid. Pero lo que más le duele al presidente del club vallisoletano, anfitrión de la Copa Asobal, es que el equipo «no va a tener todo el apoyo que merece y que necesita en su camino por conquistar el título», comentó.