Antoine Griezmann
Griezmann celebrando con Correa y Costa EFE

Antoine Griezmann ha encendido las redes tras la victoria de su equipo este miércoles en la final de la Supercopa de Europa. El delantero galo publicó una curiosa imagen en la que aparecen él y Sergio Ramos como protagonistas. En ella se ve al colchonero sentado en un trono y al de Camas detrás colocándole una corona en la cabeza. Una ilustración que seguro no le hace mucha gracia al central madridista.

Y es que la euforia de Griezmann tras conseguir derrotar por primera vez al Real Madrid en una final europea pone de manifiesto el buen hacer del equipo del Cholo' Simeone, tanto dentro del campo como en la confección de la plantilla. Y esas buenas sensaciones las transmitió el francés a través de su perfil oficial de Instagram donde publicó fotos y compartió vídeos de él y sus compañeros celebrando el título.

Eso sí, tras el encuentro, el atacante reconoció que su papel en la final de la Supercopa no fue el esperado: "Estaba un poco ahogado porque era mi segundo partido", reconoció y añadió, sobre la polémica de su 'decisión', que quedarse en el Atlético con la victoria ante el equipo blanco cobraba sentido: "Hoy he visto que no me he equivocado", aseguró en los micrófonos de Movistar Liga de Campeones.