De profesión goleador

Con 22 tantos, David Villa es el mejor español desde la temporada 2001-2002
Asturiano, 24 años y delantero del Valencia. El gol made in Spain tiene un perfil fácilmente reconocible con nombre y apellido: el de David Villa. De origen humilde –su padre, José Manuel, era minero y lo retiró–, el de Langreo se consagró el pasado domingo ante el Athletic en San Mamés como la referencia nacional en ataque con tres goles en cinco minutos. Sus 22 tantos en la Liga, a sólo dos del Pichichi Eto’o, y su gran estado de forma sitúan a Villa como titular indiscutible en el ataque español de cara al Mundial de Alemania (del 9 de junio al 9 de julio).

En sus tres temporadas en Primera, las dos primeras jugó en el Zaragoza (2003-2004 y 2004-2005), el asturiano ha logrado un total de 54 goles. Su traspaso al Valencia, por 12 millones de euros, le ha servido para afianzarse en un grande y alcanzar la madurez profesional. El guaje podría aumentar su casillero en los cuatros partidos que restan: Mallorca y Osasuna, a domicilio, y Alavés y Atlético, en Mestalla.

Desde la campaña 2001-2002 un delantero español no superaba la barrera de los 20 goles y aspiraba a finalizar el campeonato como máximo goleador.

Entonces fue el sevillano del Deportivo Diego Tristán quien logró el Pichichi, con 21 tantos. Además del andaluz, los precedentes más recientes son el madridista Raúl, que conquistó el premio en las temporadas 1998-99 (23 goles) y 2000-01 (24), y Salva,  en la 1999-00 (27), cuando militaba en el Racing. Todo ellos quedan muy lejos del fallecido Zarra, con 38 en la 1950-51.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento