Honda.
Imagen de archivo de una presentación del equipo Honda, antes de comenzar el Mundial 2008. AGENCIAS

El patrón de Prodrive, David Richards, y un grupo de inversores qataríes estarían dispuestos a hacerse con el control inmediato de la escudería de Honda Fórmula 1, equipo que se declaró en venta hace un mes.

Prodrive, que el año pasado ya intentó correr en la Fórmula 1 pero se le denegó el permiso por no tener motor ni chasis, podría comprar el equipo japonés, del cual se haría cargo de las deudas y reduciría su presupuesto anual de 240 a 55 millones de euros.

"Me he reunido con los inversores y hemos hablado de la posibilidad de entrar en el equipo. Hay que mirarlo con calma, porque un equipo no se pone en marcha así como así", declaró Richards al diario francés L'Equipe.