McEwen se impone al sprint en la primera etapa del Tour

  • Óscar Freire, mejor español en la etapa, acabó séptimo.
  • Cancellara mantiene el liderato de la ronda gala.
  • La 2ª etapa se disputará entre Dunkerque y Gand (168,5 km.)
  • Especial Tour de Francia 2007 .
El ciclista del equipo Predictor McEwen se impone en la meta de Canterbury a sus rivales. (EFE)
El ciclista del equipo Predictor McEwen se impone en la meta de Canterbury a sus rivales. (EFE)
EFE

El australiano Robbie McEwen, del equipo Predictor, se impuso al sprint en la primera etapa del Tour de Francia, con salida en Londres y llegada en Canterbury, de 203 kilómetros de recorrido, en la que el suizo Fabian Cancellara, del CSC, mantuvo el liderato que obtuvo en el prólogo.

Pese a quedar cortado por una caída en los últimos kilómetros y tener que hacer un esfuerzo extra con la mano maltrecha para volver a la cabeza con ayuda de medio equipo Predictor, McEwen apareció en el momento justo y en el lugar oportuno para levantar los brazos con un tiempo de 4h.39.01, a una media de 43,650 kms/hora. Era su duodécima victoria en el Tour de Francia, cifra que pocos pueden ofrecer.

Los españoles se metieron en la refriega. Así, Oscar Freire (Rabobank), a cuestas con sus molestias por un forúnculo, se clasificó séptimo y Francisco Ventoso (Saunier) asomó el maillot por la novena plaza. En la general José Enrique Gutiérrez encabeza el grupo español, decimotercero a 33 segundos.

Siguió el buen ambiente en Londres, con multitudes en la calle siguiendo la carrera. Después de que el pelotón se detuviera en el Puente de la Torre en Londres, sobre el Támesis, para escuchar La Marsellesa y el Dios Salve a la Reina, el inminente paso por Greenwich puso los relojes en hora para empezar la faena camino de Canterbury.

Millar, enrabietado por su fracaso en el prologo metió la directa ante la sorpresa del director del Saunier, ya que "el ataque no estaba previsto". Así abrió hueco ante la pasividad del grupo pero no pudo evitar la visita de los franceses Augé (Cofidis), Bichot (Agritubel), del ucraniano Grivko (Milram) y del bielorruso Kuschynski (Liquigas) en el km 48. Hubo entendimiento a la hora de repartir el esfuerzo, lo que se reflejó en una renta máxima de 6 minutos en el km 110.

A 50 kms de la meta, comenzó el movimiento

Augé, Bichot y Kuschynski soltaron de rueda a Millar y Grivko, que de inmediato pasaron a formar parte de la marabunta. Augé, un guerrero del asfalto de 32 años, soltó el órdago con un demarraje fulminante a 8 kms de la cima, por donde pasó en solitario. El esfuerzo de nada le sirvió porque empató a puntos con Millar por el jersey más pintoresco del Tour.

El Quick Step afiló el pelotón a menos de 15 kilómetros de la capital del "Jardín de Inglaterra". Todo el mundo volaba por una razón de más: McEwen y Zabel marchaban cortados en un segundo grupo. Lampre y Gerolsteiner dejaban al personal sin aliento ante una oportunidad única.

De ahí al arreón de locura, en un sprint largo, de resistencia al esfuerzo límite. Boonen y Hushovd se vieron superados por el campeón australiano , consiguiendo la victoria número 99 para un incombustible del pelotón.

La segunda etapa se disputará entre Dunkerque y Gante (Bélgica), con un recorrido de 168,5 kilómetros. Un perfil completamente llano apto para los esprinters, que tendrán su oportunidad en un país de velocistas, donde el Tom Boonen es algo más que un ídolo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento