Valverde, primer líder del Tour 2008

  • Se impuso en la primera etapa con un destello de potencia al esprint.
  • Empieza el Tour como acabó el último, con dominio español.
  • Así lo vivimos en directo.
Alejandro Valverde celebra el triunfo de etapa en su entrada a meta. (EFE)
Alejandro Valverde celebra el triunfo de etapa en su entrada a meta. (EFE)
EFE

El Tour de Francia 2008 comenzó como acabó el 2007: con un maillot amarillo español. Alejandro Valverde venció la primera etapa de la ronda gala, disputada sobre 197,5 km entre Brest y Plumelec, y demostró que ha llegado a su gran reto del año en un gran estado de forma aprovechando un exigente repecho final. Una llegada ideal para el reciente campeón de España que, por cierto, estrenaba una llamativa bicicleta amarilla y roja.

La victoria de Valverde fue una lección de potencia y fuerza. El murciano no estaba bien colocado al inicio del empinado kilómetro y medio final; pero remontó posiciones y apareció en cabeza del grupo cuando el alemán Stefan Schumacher (Gerolsteiner) lanzó el primer ataque serio e hizo desaparecer a los velocistas más puros.

Reaccionaron el luxemburgués Kirchen (Columbia) y el italiano Ballan (Lampre) y, tras ellos, aparecieron Cadel Evans (Silence-Lotto) y Valverde. Kirchen se destacó y llegó al último medio kilómetro con unos metros de ventaja, pero por atrás arrancó Valverde y le superó con una increíble facilidad. Tanta que incluso los jueces "picaron" un segundo de ventaja sobre el belga Gilbert (Française des Jeux). El francés Pineau (Bouygues Telecom) fue tercero, cuarto Kirchen, quinto Riccardo Riccò (Saunier Duval-Scott) y sexto el australiano Evans. El cántabro Óscar Freire (Rabobank) concluyó noveno.

Un buen Caisse

Si meritoria es la victoria de Valverde, más aún es el trabajo de su equipo, el Caisse d'Epargne. La formación que dirige Eusebio Unzué encabezó el pelotón en todo momento para evitar el éxito de la temprana fuga de ocho ciclistas que se formó casi de salida.

Fue el francés Jegou (Française des Jeux) el que lanzó el primer ataque del Tour 2008 y, rápidamente, logró reunir siete ciclistas más. Entre ellos el cántabro David de la Fuente (Saunier Duval-Scott), el vasco Rubén Pérez (Euskaltel) y el guipuzcoano-navarro José Luis Arrieta (AG2r).

Los ocho, compenetrados, alcanzaron una ventaja de ocho minutos con el pelotón. Pero el Caisse d'Epargne, junto a Rabobank, Liquigas y Credit Agricole, trabajó para subsanar posibles sustos. En la mente de medio pelotón, el repecho final, ideal para muchos cazaetapas.

A 25 kilómetros del final fueron neutralizados seis de los ochos escapados. De la Fuente y Jegou, un corredor que corría en su patria chica, la Bretaña, se marcharon por delante y mantuvieron su fuga. A siete serían cazados.

Primer abandono: Duclos-Lasalle

Y con la neutralización, los nervios. Se aceleró el ritmo del gran grupo por carreteras estrechas y nerviosas en las que se fue al suelo el colombiano Juan Mauricio Soler (Barloworld), vigente rey de la montaña y uno de los grandes nombres de la carrera.Por

otra caída se fue a casa el primer abandono de esta edición, el francés Hervé Duclos-Lasalle. El corredor del Cofidis, que participaba en su primer Tour, fue embestido por otro ciclista en el avituallamiento; en su impacto contra el asfalto, se fracturó la muñeca izquierda.

La tensión de los tres últimos kilómetros tuvo su fin en el estrecho paso por el puente de La Claie, donde daba inicio el repecho final.

El sueño de Valverde es ganar el Tour; de momento se lleva una etapa -la segunda en todas sus participaciones- y ha conseguido vestir el amarillo. Como acabó Alberto Contador en 2007.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento