Santiago Solari ya ha dirigido su primer entrenamiento al frente del Real Madrid, para preparar el partido de Copa del Rey entre los blancos y el Melilla. El técnico argentino, que se ha puesto al frente del equipo de manera "provisional" tras la destitución de Lopetegui, contó con todos sus jugadores disponibles, excepto los lesionados y tocados: Mariano, Carvajal, Varane, Vallejo y Marcelo.

La plantilla blanca trabajó por primera vez con su nuevo entrenador con un estilo muy similar al anterior. La sesión comenzó con dos rondos, en los que los jugadores fueron trabajando la presión y el toque rápido, mientras Solari iba observándoles de cerca, entre sonrisas.

Junto a los jugadores de la primera plantilla estaban los canteranos Sergio López, De la Fuente, Javi Sánchez, Álex Martín y Fran García, que incluso podrían entrar en la convocatoria para el encuentro copero.

El encuentro en tierras melillenses es clave para el devenir del Real Madrid. En un proceso de absoluto hundimiento como están los merengues, una derrota en el primer partido de Copa del Rey de la temporada ante un Segunda B sería un clavo más en el ataud de las opciones deportivas del equipo.