Iker Casillas
El portero de la selección española Iker Casillas levanta el trofeo tras la victoria en la final de la Eurocopa de 2008. Juan Carlos Cárdenas / EFE

El mundo del fútbol en España sigue demostrando que está por encima de la crisis que acucia nuestro país. Con la prima de riesgo ahogando nuestra economía sin apenas dar tregua, otro tipo de prima nos iguala a las potencias económicas europeas: la prima por ganar la Eurocopa.

Solo Francia se llevaría más que España por lograr imponerse en la Euro

La selección española está en los puestos de cabeza en cuanto a la 'recompensa' que se embolsarán sus futbolistas en caso de ganar el trofeo continental. 300.000 euros se llevará cada jugador si España levanta el trofeo el próximo 1 de junio en Kiev.

Una cifra muy parecida a las de las grandes potencias de Europa que ya han hecho públicas sus primas (otras muchas todavía no lo han hecho oficial, como Italia). El mayor premio sería para Francia. Cada jugador galo opta a llevarse 320.000 euros por ganar la Eurocopa, mientras que Alemania y España se sitúan justo detrás, en 300.000 euros por cabeza.

Más dinero, más ambición

La subida de las primas por ganar respecto a la última cita, en 2008, es considerable. Los jugadores españoles cobrarían un 86.000 euros más que en 2008, cuando cada futbolista de la selección se llevó 214.000 euros.

Pero la ambición de la selección española queda demostrada en que no se llevarán ni un euro si no llegan, al menos, a las semifinales. Otras selecciones, como Francia o Alemania, ya tienen algún premio por alcanzar la segunda fase del torneo.

¿Tributarán en España?

La última vez que España ganó la Eurocopa los impuestos se tributaron en Austria. De los 218.000 euros que se llevaron cada uno de los 23 jugadores, el 20% se quedó en Austria gracias a un antiguo convenio de colaboración entre ambos países. De haber tributado en España, los jugadores hubieran tenido que ceder el 43%.

En Polonia y Ucrania, los jugadores pagarían menos impuestos que en España

Ahora, el impuesto que grava dichas cantidades ha aumentado en nuestro país, situándose en el 52%. Sin embargo, la grave crisis que atraviesa nuestro país hará que los jugadores de la selección española se lo piensen mucho a la hora de intentar tributar en Polonia o Ucrania. La presión social puede ser mayor que entonces y quizás por ello los jugadores hayan pactado un aumento tan importante en las primas para el torneo.

De momento, ni jugadores ni la federación española (RFEF) han comunicado donde pagarán los impuestos en caso de que los jugadores se ganen esas primas, por lo que habrá que esperar a ver si España alcanza al menos las semifinales para averiguarlo.