Deco y Giuly
Deco y Giuly celebran un gol del Barcelona Reuters

Los azulgranas quieren coronar su hegemonía en España con un título europeo que tan sólo ha conquistado una vez, en aquella noche mágica de Wembley donde Koeman reventó las redes de la Sampdoria para aupar al ‘Dream Team' a la gloria.

Para ello, Frank Rijkaard ha viajado con la plantilla al completo, aunque con la incógnita de Messi que será duda hasta el último momento.

El entrenador azulgrana comentó que "Messi está bien, pero vamos a ver si juega".

El técnico holandés se mantendrá fiel a su estilo de juego y a los hombres que le han llevado hasta aquí. Así, dispondrá sobre el césped su clásico 4-3-3, con Ronaldinho como estandarte.

El brasileño se crece en las grandes citas y buscará con su repertorio añadir a su palmarés un trofeo que no ha tenido la oportunidad de ganar.

La portería barcelonista estará defendida por Víctor Valdés, un fijo en el once, que ha realizado una gran temporada, mucho más regular que otros años.

Ronaldinho se crece en las grandes citas

 

En los laterales actuarán Oleguer, por la derecha, salvo que el técnico se decida a última hora por Belleti, aunque parece improbable, y Van Bronkhorst, dueño absoluto de la banda izquierda.

El centro de la defensa es propiedad indiscutible de Puyol, que tendrá la dura misión de vigilar a Henry en todo momento, con el mexicano Márquez como pareja.

En el centro del campo, Edmilson será el encargado de dar el equilibrio defensivo necesario para que el resto puedan sacar todo su arsenal ofensivo.

Junto al mediocentro brasileño, Deco e Iniesta contarán con la misión de la canalización del juego azulgrana y marcar el tempo que más convenga.

Para el ataque, junto a la magia de Ronaldinho, Rijkaard dispondrá de Giuly para utilizar su velocidad y diagonales, salvo que Messi se encuentre en condiciones de jugar.

Y como punta de lanza a este elenco de estrellas, el camerunés Samuel Eto'o intentará que los centrales ingleses tengan pesadillas durante mucho tiempo con su figura.

En la recamara aguardará el sueco Henrik Larsson, toda una garantía de cara al gol.

El Arsenal, un equipo sólido y muy bien trabajado

Los ingleses disputan la primera final de Liga de Campeones de su historia, nunca antes había pasado de los cuartos de final.

El Arsenal disputa la primera final de Champions de su historia

 

Arsene Wenger dirige un conjunto muy joven, cargado de ilusión y que cuenta con Thierry Henry como punto de referencia a su sistema 4-2-3-1.

El sistema defensivo de los ingleses, encabezado por su portero, Lehman, lleva diez partidos sin encajar un gol en la competición.

El alemán estará protegido por Ebouré, TouréCampbell y Ashley Cole, aunque el veterano central podría ceder su puesto al suizo Senderos.

Henry mandó callar al Bernabéu (Foto: Efe)En el centro del campo actuará Gilberto Silva para aportar solidez al equipo, y una de las revelaciones del torneo, el español Cesc Fábregas, todo un jugadorazo a sus 19 años, que se enfrentará al club que le formó como futbolista.

Por delante, tres hombres rápidos, con calidad y desborde, como Ljumberg, Hleb y el sevillano José Antonio Reyes; con Pires aguardando su oportunidad.

El técnico francés actuará con Henry como único punta. El delantero galo se encuentra pletórico de forma, posee una velocidad endiablada, un gran regate, mucho gol y encima defiende. El ‘14' de los gunners perfila como un claro candidato al próximo Balón de Oro.

Una final con todos los alicientes para vivir una gran noche de fútbol. Que así sea.

    NOTICIAS RELACIONADAS