Guillem Boscana, presidente del Iberojet Palma, durante un acto.
Guillem Boscana, presidente del Iberojet Palma, durante un acto. CAPTURA YOUTUBE

Guillem Boscana, presidente del Iberojet Palma, de la segunda división del baloncesto español, ha levantado polvareda después de que, tras la derrota del equipo el pasado fin de semana ante el Sáenz Horeca Araberri (71-79), haya dejado unas polémicas declaraciones a la Cadena Cope.

No por el hecho de quejarse del arbitraje, cuestión que es bastante habitual en el deporte de élite, sino porque dos de los tres colegiados que arbitraron el encuentro eran mujeres; Eva Areste Giralt y Sara Peláez Santana, siendo David Sánchez quien completó el trío.

"Nunca había pasado. Y yo creo que con una ya basta. Con una basta porque...buf, hubo momentos en los que yo creo que perdieron un poco los papeles", aseguró de forma sorprendente. Después, trató de matizar sus palabras: "Yo no digo que sean malas, digo que hubo momentos en que no estuvieron afortunadas en sus decisiones, independientemente de que fueran hombres o mujeres".

Tras esto, el club ha emitido un comunicado en el que asegura que "no ha querido menospreciar a ninguno de los colegiados del partido del pasado domingo por el hecho de ser mujer. Boscana reconoce que sus palabras no fueron las más acertadas pero que estas simplemente hacían referencia a un descontento personal con el arbitraje del domingo, hecho independiente al género de los colegiados. Aspecto que además, reconoce que no tuvo influencia en el resultado del encuentro", concluye.