Tal y como quería el capitán del equipo español de la Copa Davis, Emilio Sánchez Vicario, el presidente de la Federación Española de Tenis (RFET), Pedro Muñoz, ha admitido que la sede de las semifinal ante Estados Unidos en septiembre podría acabar siendo Madrid, a pesar de que no es lo que quieren los jugadores.

Muñoz matizó que aún no han elegido a la capital de España como sede y sólo apuntó que es una de las candidatas junto a Benidorm, Gijón y Santa Cruz de Tenerife. A Sánchez Vicario no le gustó que ni les hayan consultado su opinión -no jugar en altura, sino al nivel del mar- y cree que la decisión está tomada.

Muñoz calificó esta información de "absolutamente falsa" y apunta que se están visitando estos días las cuatro ciudades. La decisión se tomará el próximo 9 de mayo , viernes, en Madrid. Muñoz recordó que en Bremen, tras eliminar a Alemania en cuartos de final, el presidente prometió a los jugadores españoles, "con la mejor voluntad", que vincularía su opinión "a la decisión final de la elección de la sede".

Se hace caso a los jugadores si se puede

Sin embargo, el presidente de la RFET reconoció que quizá "no puede cumplir esa promesa", en el caso de que se den "motivos extraordinarios y de interés general para el tenis español".

Según Muñoz, Sánchez Vicario tiene en su poder una carta donde se explica que si hay "motivos extraordinarios y de interés general para el tenis español, el presidente de la RFET puede verse obligado a renunciar a su promesa de basar estrictamente sobre aspectos deportivos la decisión de la concesión de la sede".

Según el máximo mandatario del tenis español, "el aspecto económico y la capacidad del aforo son dos condiciones importantísimas" a la hora de tomar una decisión y, en esas dos cuestiones, Madrid supera claramente al resto.

Una cuestión económica

La capital madrileña ofrece 1,6 millones de euros a la federación (el canon mínimo contenido en el pliego de condiciones era de 750.000). Madrid lo ha subido a un millón, y ofrece además 300.000 euros para la promoción del tenis en la Comunidad y otros 300.000 a repartir entre los jugadores, ganen o pierdan la eliminatoria.

El aforo de la Plaza de Toros de las Ventas (con capacidad para 23.789 espectadores) también es superior al de sus competidoras.