Lewis Hamilton
El piloto británico de Fórmula Uno Lewis Hamilton, de McLaren Mercedes, en el circuito de Silverstone.  (Geoff Caddick / EFE) EFE
La prensa británica se hizó eco  este viernes de la amenaza que supone para Lewis Hamilton y su intento de alzarse con el título de Fórmula Uno las acusaciones que recaen sobre McLaren, escudería del piloto inglés, de haber infringido las normas deportivas.


La escudería anglo-alemana tendrá que responder el próximo 26 de julio en un encuentro extraordinario ante la FIA de los cargos por "posesión ilegal de documentos e información confidencial perteneciente a Ferrari".

El camino de Hamilton hacia el más extraordinario de los triunfos en la historia de la F1 podría verse cortado en seco". (The Times).

Maurice Hamilton, de la BBC Radio, considera que si la FIA resta puntos a McLaren "el piloto perderá también los suyos de forma automática". En este sentido, Maurice Hamilton cree que "todo se reduce a que Coughlan explique a la FIA: 'Fue una idea mía, estaba buscando un trabajo en otro lugar e iba a utilizar esta información para mi nueva empresa y no para McLaren'".

El diario "The Times" explica que "el camino de Hamilton hacia el más extraordinario de los triunfos en la historia de la Fórmula Uno podría verse cortado en seco en un juzgado de París".

Para este rotativo, "los cargos son tan serios como pueden serlo en un deporte rodeado por la paranoia sobre el espionaje industrial" e informa de las grandes cantidades de dinero que invierten las escuderías en mejorar sus coches, "Ferrari y McLaren entre las que más, cerca de 600 millones de euros cada una por año".

El sensacionalista "The Sun" titula en sus páginas deportivas "La nueva amenaza para Lewis" en referencia a la trama de espionaje y recoge las declaraciones del jefe de la escudería, Ron Dennis, en las que afirma que algunos de sus rivales "están contando esto de una manera especialmente negativa".

Por último el "Daily Telegraph" destaca que Hamilton "afronta la expulsión del campeonato" en lo que ya denominan el escándalo del 'Ferrarigate'.