El Manchester City, campeón de la Premier
El trofeo de campeones de la Premier League logrado por el Manchester City EFE

La próxima edición de la Premier League viene con novedades significativas, después de haber vivido uno de los campeonatos más emocionantes de su historia, con la lucha deportiva entre Manchester City y Liverpool hasta la última jornada del campeonato. Ahora toca pensar en el próximo ejercicio donde las novedades van a ser considerables.

Sin lugar a dudas, el cambio más significativo, aunque ya esperado, es la inclusión del VAR. De hecho, el campeonato inglés fue el último en mantener la tradición, pero ya ha sucumbido al empuje tecnológico y a la certeza de que el vídeoarbitraje mejora el fútbol. En la final de la FA Cup y de la Carabao Cup ya se hicieron las pruebas pertinentes, además de que los equipos que juegan la Champions, dos de ellos son los finalistas de la competición, ya han conocido la experiencia del VAR a nivel continental. Como se ha podido comprobar esta temporada en España, acostumbrarse al VAR no es sencillo.

La segunda novedad tiene que ver con el horario televisivo del partido de la jornada, que se disputará, a partir de ahora, los sábados a las 20:45 horas. Este horario, que no se conocía en la competición, choca con los intereses en Asia, un mercado en el que la Premier ya está muy extendida, y vira el interés hacia América, donde su implantación no es tan importante.

Sin lugar a dudas, el cambio más significativo tiene que ver con la presencia de un árbitro extranjero. El australiano, Jarred Gillett, considerado el mejor árbitro de Oceanía y Asia, pitará partidos de la Liga inglesa. Es la primera piedra, si el experimento sale bien, que tiene que ver con atraer a los mejores árbitros del mundo a la Premier.