El técnico del Sporting, Manolo Preciado, tiene como principal preocupación las cuatro tarjetas que ya ha visto su pareja de mediocentros, Michel y Matabuena, quienes son en buena parte responsables del excelente comienzo liguero de los gijoneses en Segunda y que les ha situado en la segunda posición de la clasificación, con 14 puntos. Su próximo rival, el Hércules, comunicó ayer al equipo rojiblanco que el partido de la séptima jornada, que les enfrentará en el estadio Rico Pérez de Alicante, se jugará el sábado a las 18.30 horas.