Neymar.
Neymar. EFE

El posible regreso de Neymar al FC Barcelona es un movimiento deseado por muchos y rechazado por otros tantos. La afición culé no se pone de acuerdo sobre la vuelta de un jugador que, aun siendo de indiscutible calidad, arrastra demasiados episodios deportivos y extradeportivos que alejan de su mejor versión.

Sin embargo, la directiva del Barça contempla la posiblidad, según han informado los medios afines al club que preside Bartomeu. Además, Nasser Al-Khelaifi, dirigente del PSG, ha dejado la pierta abierta a una salida en unas recentes declaraciones: "No quiero más estrellas, en el mal sentido de la palabra", aseguró en France Football, en lo que se ha interpretado como un claro guiño a Neymar y su constante ruído mediático.

Por otro lado, Gol Televisión asegura que el brasileño ya está buscando casa en Barcelona y que le gustaría que fuera la misma en la que habitó entre 2013 y 2017 cuando militaba en el Barça.

La opción Griezmann

Son muchos los caminos que pueden llevar a Neymar a regresar al Barcelona aunque por el momento ninguno es demasiado recto. 'El Mundo' informa hoy de que otra de las posibilidades es trasladar de alguna manera al PSG el acuerdo privado que el Barça mantiene con Griezmann para usarle de moneda de cambio.

El jugador francés y el Barça están cerca de unir sus vidas, aunque el presidente azulgrana negó el acuerdo hace sólo unos días. En caso de que se decidan a ir a por Neymar, el exrojiblanco puede acabar jugando con Mbappé.

Las lesiones, los viajes a Brasil para cumpleaños familiares, la sanción por 'rajar' de los árbitros, la agresión a un aficionado y el escándalo de las acusaciones de violación resultan demasiados episodios polémicos para un jugador que es más noticia por lo que hace fuera del campo, el princpal escollo en su posible regreso al Barça.