En sólo 40 minutos meter 56 goles no es fácil, aunque para la selección de fútbol sala de Portugal sí lo fue ante Timor Oriental en los I Juegos de la Lusofonía que se están disputando en Macao, según informa la edición impresa del diario Marca.

Cada 42,8 segundos de partido los portugueses, que no contaban con los jugadores que juegan en la Liga española, marcaron un gol a Xavier Henriques da Silva, un desconocido portero de fútbol sala que pasará a la historia aunque sea con carácter negativo.

Todos marcaron

La goleada pudo ser mayor, Portugal estuvo algunos segundo sin marcar, aunque hubo algunos segundos en los que marcó cuatro. Muestra de ello es que ningún jugador luso se quedó sin marcar, Andrés Lima e Israel fueron los máximos goleadores, ambos llegaron a la decena.

El siguiente rival de Timor Oriental fue el organizador, Macao, que marcó 13 tantos. Ahora les espera Brasil el viernes, que tratará de superar la cifra de 56 goles alcanzada por los portugueses.