William Carvalho (Portugal) y Nicolo Barella (Italia).
William Carvalho (Portugal) y Nicolo Barella (Italia). EFE

Portugal ha conseguido empatar (0-0) en San Siro frente a Italia, y por tanto, se ha convertido en la primera selección clasificada para la Final Four de la UEFA Nations League, haciendo inútil el último encuentro de la fase de grupos ante Polonia.

Lo cierto es que el vigente campeón de Europa se ha visto muy superado por Italia, que ha dominado el encuentro y que ha estado muy cerca de llevarse la victoria. El equipo de Mancini está asentando una idea bastante relacionada con la alineación de jugadores bastante creativos, y eso ha derivado en un constante control que, sin embargo, no se ha traducido en goles.

La mejor ocasión de la primera parte llegó en el tramo final de la misma, cuando Marco Verratti (que probablemente jugó uno de sus mejores partidos vistiendo la camiseta azzurra) dejó sólo delante de Rui Patricio a un Immobile que no pudo dirigir bien su lanzamiento, repelido por el meta del Wolverhampton.

En el segundo tiempo, Italia perdió fuelle, y coincidiendo con la entrada de Joao Mario, Portugal creció bastante. El combinado luso pasó más tiempo en campo rival, y de hecho William Carvalho tuvo la ocasión de adelantar a su equipo, pero el disparo del jugador del Betis fue muy bien despejado por Donnarumma.