Becky Hammon
La exjugadora Becky Hammon, entrenadora asistente de los San Antonio Spurs. ARCHIVO

La inclusión de la mujer en los deportes masculinos está todavía poco aceptaba en muchos ámbitos y parece tratarse de una carrera de fondo. Las figuras de árbitros mujeres o entrenadoras en el deporte practicado por hombres es poco habitual, aunque se van derribando barreras Es el caso de Becky Hammon, que ejerce de asistente de Gregg Popovich al frente de los San Antonio Spurs de la NBA.

La entrenadora del equipo de Pau Gasol se ha ganado el respeto de todos los jugadores, sin embargo, hay voces que todavía se resisten a que las mujeres den el paso definitivo y sean incluidas en los deportes masculinos sin que impere el machismo. En declaraciones a SB Nation, un veterano entrenador de la liga de baloncesto más importante del mundo que ha decidido mantener su anonimato, ha emitido un pensamiento que ha levantado gran polémica en Estados Unidos:

"No puedes tener a una entrenadora que esté buena en la NBA, los jugadores tratarían de acostarse con ella", ha dicho, lo que no ha sentado nada bien en la opinión pública americana.

El entrenador, para tratar de explicar su postura, añade que él es padre y que cree que el sexismo es un problema generalizado en el deporte de élite: "Tengo una hija y resulta molesto, pero no es nada nuevo. Y no es algo que haya empeorado con el tiempo. En nuestras sociedad hay hombres que se sienten muy incómodos trabajando bajo las órdenes de una mujer".

Becky Hammon, exjugadora profesional, cumple su cuatro año como entrenadora asistente en los San Antonio Spurs.