Juan Pablo Colinas, portero del Sporting, declaró que es "incomprensible" que el árbitro del encuentro que perdió su equipo ante el Real Madrid, no viera la posible mano del holandés Rafael Van der Vaart en el tanto del empate del conjunto madridista.

Nos vamos con cara de tontos "Nos vamos con cara de tontos. Me parece incomprensible que el árbitro no haya visto la mano. Es imposible que Van der Vaart controle tan bien. Nos ha matado esa jugada. Después, el segundo ha sido un mazazo. Fue un error nuestro por estar pensando todavía en la jugada del primer gol", dijo en la zona mixta.

Además, destacó que los equipos pequeños siempre tienen "las de perder" cuando se enfrentan a conjuntos de mayor entidad, y recalcó que la jugada del empate "marcó el partido". "Sin ella, el resultado habría sido otro", explicó. Asimismo, reclamó un penalti cometido sobre Diego Castro, aunque reconoció que él no es el que tiene que opinar sobre esa acción porque estaba a cien metros de la jugada. "A mí, me compete la de Van der Vaart", apuntó.

"No sirve para nada"

Por último, afirmó que irse "con la cara alta" y con cero puntos, "no sirve para nada", pero aseguró que si su afición se ha marchado "contenta" del Santiago Bernabéu, la plantilla y el cuerpo técnico sportinguista "también lo está". Por su parte, el centrocampista del Madrid dijo, al final del partido, que "fue un poquito mano", después de haber sugerido que controló con los genitales, informa as.com.