Mauricio Pochettino
Mauricio Pochettino da instrucciones desde la banda a sus jugadores. REUTERS

El entrenador del Espanyol, Mauricio Pochettino, se ha alegrado de que el club catalán y el jugador Raúl Tamudo hayan acercado posturas, aunque ha lamentado que este paso no se hubiese dado con anterioridad.

"Se ha dado el primer paso, aunque tendría que haberse dado mucho antes. Llegar a este tipo de situaciones no es agradable para nadie (jugador, club y afición). Es un tema difícil de gestionar para la gente, porque no dispone de todos los elementos para valorarlo", ha analizado.

La plantilla sabe cuál es nuestra línea de trabajo y ka responsabilidad que tiene cada fin de semana

Pochettino ha subrayado que quiere que la polémica suscitada se solucione "pronto" y que las dos partes salgan "beneficiadas". "Todas las cartas están echadas y volver al tema es cansino. Las dos partes se van a sentar a dialogar y eso es algo importante", ha manifestado.

El entrenador argentino ha insistido que la presencia de Raúl Tamudo "no es un problema" desde el punto de vista deportivo: "Es uno más de la plantilla. Todos los que estén bajo mis órdenes y están en condiciones de jugar, pueden tener su oportunidad el fin de semana. El viernes tomaré una decisión".

En este contexto ha señalado que la plantilla ha asumido esta polémica con "bastante naturalidad", a pesar de la repercusión mediática. "La plantilla sabe cuál es nuestra línea de trabajo y ka responsabilidad que tiene cada fin de semana", ha indicado.