Mauricio Pochettino.
Mauricio Pochettino. EFE

La clasificación del Tottenham a las semifinales de la Liga de Campeones acabó siendo uno de los grandes momentos de la temporada en el fútbol europeo. Ya de por sí la victoria sobre uno de los favoritos significó para el equipo londinense la oportunidad de vivir un momento único, pero la forma en qué sucedió lo hizo mucho más especial.

Cuando todo parecía perdido, después de haber recibido el que parecía ser el 5-3 definitivo en el tiempo de descuento, el VAR aclaró que Sergio Agüero se encontraba en fuera de juego, por lo que la gran alegría mostrada por la hinchada visitante se tornó en profunda decepción y dio lugar a las lógicas celebraciones por parte de los Spurs.

Uno de los que no pudo contenerse fue Mauricio Pochettino, su entrenador, que se mostró realmente contento sobre el césped del Etihad Stadium, y que enloqueció de manera definitiva cuando entró en el vestuario.

Unas cámaras captaron el momento en el que el argentino celebró el tanto en la intimidad, y fue captado por un móvil, recordando al gesto que hicieron hace apenas unas semanas tanto Simeone en el Metropolitano como Cristiano Ronaldo en el Allianz Stadium.