Pitos y 'contrapitos'
No faltaron los pitos al himno español, aunque fueron respondidos con cánticos de 'Viva España'. EFE

Ya se ha convertido en costumbre: final de Copa del Rey significa pitos al himno de España. Esta vez, sin embargo, el incidente ha tenido a un invitado especial: David Bisbal. El cantante almeriense fue contratado por la RFEF para que cantara un par de temas propios en el centro del campo del Benito Villamarín, pero el público no se lo tomó nada bien.

Por muchas ganas que le puso el ex cantante de Operación Triunfo, y pese a elegir un repertorio de sus grandes éxitos, una buena parte de la grada del Benito Villamarín pasó de él y se dedicó a entonar los habituales cánticos futboleros, además de abuchearle notablemente.

TVE, encargada 'in extremis' de la retransmisión del partido, trató de evitar que se notara mucho que no era muy del agrado de los presentes, eligiendo planos cortos de los que sí seguían las canciones. No obstante, los problemas de sonido y el claro ambiente contrario marcaron la actuación.

El Rey y el himno, pitados y reacción: "Yo soy español"

El rey Felipe VI tampoco fue bien recibido. Cuando apareció en los videomarcadores su llegada al estadio del Betis, un sector de la afición le dedicó abucheos y pitos.

Durante el himno español se repitieron los habituales abucheos, si bien también se encontraron con una buena parte de la afición también lo cantó. Cuando acabó, el sector culé empezó a gritar "Llibertat, visca Catalunya" que se respondió con "Yo soy español, español, español", además del "Qué viva España".