Nada más firmar Fernando Alonso con Renault, la fama de su compañero de equipo, Nelsinho Piquet, ha subido como la espuma. Después de alabar al bicampeón asturiano, Piquet quiso reclamar ayer su derecho a pilotar un Fórmula 1: «No sería justo, para todos los que me han apoyado en mi carrera, decir que mi éxito se debe a una sola persona. Mi padre ha sido y será una gran referencia para mí y su apoyo fue fundamental en las primeras etapas de mi carrera hasta las series GP2, pero no estoy aquí por ser su hijo». Nelsinho también definió a Renault como «un equipo puntero que quiere volver a la cima» y centró sus objetivos en «ir aprendiendo y hacer buenas carreras».