El encargado de la investigación a Gerard Piqué ha pedido a la Dirección General de Tráfico que aclare si le comunicó al futbolista que había perdido los puntos de su carnet de conducir, tal y como establece la ley. Es el paso que ha tomado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que considera que antes de tomar cualquier decisión en relación con la investigación, debe recibir esta información.

El ya exinternacional español fue denunciado el pasado viernes 31 de agosto por la Guardia Urbana de Barcelona, que le sorprendió conduciendo un turismo por la capital catalana sin tener puntos en su carnet de conducir, ya que la Dirección General de Tráfico se lo retiró por haber cometido varias infracciones en el pasado.

El juez, por tanto, está a la espera de recibir dicha información, ya que según establece la ley debió hacerse mediante una comunicación personal, y no dictará sentencia hasta recibir la comunicación oficial de la Dirección General de Tráfico. Piqué, según la respuesta, podría ser penado con una multa, horas de servicio a la comunidad, o una pena de prisión de hasta seis meses.