El defensa del FC Barcelona Gerard Piqué ha pedido a la prensa que deje de hablar de la goleada al Real Madrid, porque "ya es pasado" y no beneficia "en nada" al equipo azulgrana a dos días de su partido de Liga de Campeones frente al Chelsea.

"Dejad de hablar del 2-6 al Madrid; ya es pasado", dijo Piqué a los periodistas después del último entrenamiento antes de viajar a Londres para medirse al Chelsea en la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones.

Para el central azulgrana, la histórica goleada del Bernabéu aportará, si cabe, "aún más confianza" al equipo para afrontar el encuentro de Stamford Bridge, pero poco más. Del espectacular partido que el Barça hizo el sábado ante el eterno rival y que le dio media Liga, no quiso extenderse más de lo necesario. "Porque los equipos se recuerdan por los títulos que han ganado y nosotros aún no hemos ganado nada", subrayó.

Los equipos se recuerdan por los títulos que han ganado y nosotros aún no ganamos nada

"Hablar del partido del sábado no nos beneficia en nada, fue todo muy bonito y lo celebramos como debíamos, pero si el miércoles no pasamos la eliminatoria, lo del sábado quedará en un segundo plano", insistió Piqué.

También se mostró cauto cuando le preguntaron sobre la posibilidad de que el equipo de Pep Guardiola acabe marcando una época. "Hay que mantener los pies en el suelo. La capacidad y la calidad está, pero se ha demostrado muchas veces en el mundo del fútbol que grandes equipos que parecía que iban a dominar el fútbol español y europeo, en un par de años se fueron al traste", comentó Piqué en una clara referencia al Barça de Ronaldinho.

En Stamford Bridge, al Barcelona le bastaría con un empate con goles para pasar a la final, pero Piqué cree que "sería un error" plantear el choque para que éste acabase en tablas. "Además, este Barça sólo sabe plantear los partidos para ganar, así que saldremos a atacar", advirtió.