Pipi Estrada
El periodista Pipi Estrada, durante el entierro de de Gaspar Rosety en Madrid. GTRES

El periodista deportivo Pipi Estrada ha contado en Exclusiva Digital una anécdota con el exportero del Real Madrid Íker Casillas, en la que también estuvo implicado el excentrocampista Guti.

Estrada acompañaba a varios jugadores y a otros amigos en un cumpleaños. Según asegura el periodista "el resto de comensales estaban mucho más contentos que yo porque yo lo único que bebí fue una casera".

Era una época en la que "Iker estaba en plena efervescencia en el Real Madrid", según cuenta Estrada. Al entonces portero del Real Madrid le molestó que Estrada estuviera sobrio, así que se empeñó en que "me tomara un orujo de hierbas, insistió mucho, entre Guti y otros amigos me sujetaron", narra Estrada. "Iker empezó a meterme con vasitos pequeños el orujo en la boca y entre lo que tragaba y escupía pensé que me iba a ahogar", rememora.

Pero los jugadores consiguieron lo que querían, hacer que Estrada estuviera más "contento". "Cuando dejan de darme orujo me puse en pie y noté que estaba más para allá que para acá y empezó el cachondeo general, así que salimos a que me diera el fresco", cuenta.

Y aquí llega la anécdota: "había un contenedor de basura e Iker dijo, 'vamos a meterle ahí' y ahí me metieron".

"Así que Íker agarró el cubo y empezó como un poseso calle arriba y calle abajo y yo estaba acojonado, porque pensaba que como pillara un bache salía volando".  "Era la época de Aquí hay tomate, y yo estaba con Terelu y pensaba que como a alguien nos hiciera una foto..."

Al final Íker se cansó y yo como buenamente pude salí del cubo y no pasó nada porque Dios no quiso", termina.