El portero del Celta José Manuel Pinto reclamó ayer tranquilidad para solventar el mal arranque liguero –los celestes están a seis puntos del ascenso–, ya que «lo peor que nos puede pasar es sentir ya la presión y tener dudas. Es ahora cuando hay que estar más juntos y demostrar lo que de verdad valemos». La buena noticia fue saber ayer que el brasileño Diego Costa podría reincorporarse el próximo miércoles a los entrenamientos del Celta, tras confirmarse que no sufre ninguna rotura fibrilar en el gemelo de la pierna derecha.