las jugadoras del Millenium Pinto F.S.F.
Las jugadoras del Millenium Pinto F.S.F.. PINTO F.S.

No es muy complicado hallar equipos de fútbol sala con problemas de financiación o impagos, o incluso con tendencia a la desaparición. De hecho es relativamente fácil encontrar equipos que, en tiempos de crisis, han cambiado de ciudad, nombre o han traspasado a sus jugadores más relevantes.

Pero es siempre curioso descubrir casos como el del Millenium Pinto F.S.F, equipo de fútbol sala femenino que milita en la máxima categoría nacional (al igual que el equipo de chicos), es el conjunto que más jugadoras aporta a la selección española (tres) y que, además, las nueve mujeres que lo integran tienen o estudian una carrera y compaginan su pasión por el fútbol con otro trabajo.

Llevan sin cobrar toda la temporada y, pese a ello, marchan quintas en la máxima categoría nacional, han participado por segunda vez consecutiva en la Copa la Reina y nunca han faltado a un entrenamiento. "No te acostumbras a jugar gratis y, a pesar de ello, hemos cumplido nuestros objetivos. Seríamos como el Villarreal o el Valencia", afirma Natalia Flores, una de las internacionales del equipo.

Marchan quintas en División de Honor y han participado por segunda vez consecutiva en la Copa la Reina

Ninguna se planteó vivir del fútbol, conscientes de la difícil realidad de este deporte en nuestro país, acrecentado si cabe con la crisis económica. "Esto supone un sacrificio extra. Además, los sueldos no superan los 400 euros y algunas han tenido que dejarlo", prosigue Natalia.

Para colmo, el presidente Domingo González puede prescindir del equipo de cara a la próxima temporada. "Estamos buscando patrocinadores que nos financien, pero a día de hoy es prácticamente imposible", afirma el propio presidente, ante la imposibilidad de cubrir un presupuesto que iría de los 60.000 a 70.000 euros al año.

Según indica, de no recibir ayuda en dos semanas, la plaza federativa será traspasada a otro municipio y el Pinto se despedirá de sus chicas: "Tenemos la conciencia muy tranquila, de saber que hemos hecho todo lo que está en nuestra mano", prosigue Domingo, tras afirmar que hay varios municipios interesados en comprarla.

Una solución dentro de casa

Ante semejante situación, las chicas y un grupo de personas vinculadas a la rama femenina del club (cuerpo técnico), propusieron al mandatario renunciar a las deudas acumuladas durante el año a cambio de mantener la plaza, aunque el presidente no aceptó.

"Nos ha dado de plazo hasta el miércoles, ya que de no tener los 20.000 euros de la plaza, traspasará la plaza", indica Jhonatan Corrales, uno de los implicados en la causa.

El presidente nos dio plazo hasta el miércoles para conseguir 20.000 €

La capitana del equipo, Sara Iturriaga, otra de las internacionales del equipo, aseguró que esto también les afectará personalmente y deportivamente: "Somos un grupo de amigas y queremos seguir en Pinto. Además, puede que al cambiar de equipo, no encajes y no vuelvas a ir ni siquiera con la selección autonómica".

Desde que conocieron la situación hace varias semanas, las ideas y las propuestas se suceden en esta carrera contrarreloj. "Buscamos apoyos, hemos conseguido un acuerdo con los comerciantes de Pinto y, si conseguimos sacar la plaza adelante, el equipo saldrá a flote", concluye con optimismo Jhonatan.

Un palmarés de 15 carreras

INEF, Psicología, Enfermería, Magisterio... Incluso algún que otro máster. Ése es el palmarés cultural de este grupo de chicas. "Somos conscientes que el día de mañana tendremos que vivir de algo. Así que nos hemos formado cultural y deportivamente", apostilla Natalia.

Dentro de la impotencia que les genera esta situación, esta jugadora aboga por la profesionalidad del equipo -"no me imagino a los chicos del Pinto jugando, si no hubieran cobrado en todo el año"-, y se encomienda al espíritu guerrero para salvar esta final: "Todavía nos quedan 24 horas".