Carlos Sainz
Carlos Sainz, citado a declarar en el Dakar. Francois Flamand / DPPI

Se preveía este lunes una jornada tranquila en el Dakar debido a la cancelación de la etapa por las condiciones climatológicas, pero Carlos Sainz ha tenido que enfrentarse a un nuevo contratiempo: la denuncia de un competidor.

Se trata del holandés Kees Koolen, el millonario fundador del portal booking.com, que compite como piloto privado de quads y que ha acusado a Sainz de haberle golpeado con el coche y de no haberle socorrido en la sexta etapa del rally. La denuncia es extensible al francés Stephane Peterhansel.

Carlos ha sido citado a declarar este lunes para explicar el incidente, pero no ha convencido a la organización, que le ha impuesto una penalización de 10 minutos en la general. Su equipo Peugeot ya ha comunicado que recurrirá esta decisión.

No obstante, a pesar de la sanción, Sainz mantiene una cómoda ventaja al frente de la general, de 56 minutos sobre el catarí Al-Attiyah.

"No le toqué. Otras veces puedes tener dudas, pero estoy seguro de que no le toqué. Era una zona de mucho barro. Cuando él se sale de la pista pierde el control porque había mucho barro, entonces se vuelve a meter en la pista y yo lo esquivé de milagro. Pasé muy cerca, pero no le toqué", ha explicado el piloto español en declaraciones que recoge el portal 'Motorsport'.

"Mi coche no tiene ningún impacto y su quad tampoco. Si le llego a dar, estaríamos hablando de algo mucho peor", añade Sainz, que ha insistido en su inocencia.

El piloto de Peugeot también ha explicado que no paró a socorrer a Koolen, como marca el reglamento, porque después de adelantarle no vio si se quedaba tirado o continuaba en carrera.

El francés Stephane Peterhansel, compañero de equipo de Sainz y tercero en la general, también ha sido citado a declarar porque también pasó por ese lugar en el momento del incidente y tampoco paró a socorrer al holandés.