Petrovic
Un niño observa la estatua de Drazen Petrovic. (Efe) Antonio Bat

Drazen Petrovic, una de las leyendas del baloncesto europeo, ya tiene estatua en Zagreb, capital de Croacia.

El monumento de bronce, colocado frente al pabellón del Cibona, tiene cuatro metros de altura y un peso de 600 kilos.

La figura está situada en una plaza de Zagreb que lleva su nombre y donde también está el museo dedicado a Petrovic.

Acudieron a la inauguración de la estatua Biserka, la madre del jugador, uno de sus compañeros de equipo, Stojko Vrankovic, y el alcalde de Zagreb, Milan Bandic.

Un fatal accidente terminó con su vida

Petrovic nació el 22 de octubre del 1964 y en su carrera militó en el Sibenka, Cibona, Real Madrid de España, Portland y Nueva Jersey, estos dos últimos equipos pertenecientes a la NBA, liga de Estados Unidos.

El jugador falleció en un accidente de tráfico el 7 de junio de 1993 en Alemania.