Selección de Suecia
Las jugadoras de Suecia celebran su pase a cuartos de final del Mundial femenino. EFE

Suecia jugará los cuartos de final de la Copa Mundial femenina de fútbol contra la potentísima Alemania, una de las grandes favoritas, después de ganar a Canadá por un ajustado 1-0, con lo que reeditarán la final olímpica de Rio 2016. En el choque con las canadienses participó Magdalena Eriksson, una de sus estrellas, que tras el pitido final estaba eufórica.

Como cualquier otro futbolista, fue corriendo a la grada a encontrarse con sus seres queridos, que la felicitaron. Incluida su novia, que le dio un apasionado beso que captaron las cámaras. Esa imagen pronto se hizo viral, ya que la mujer que le daba el beso a Eriksson no era una desconocida para los aficionados al fútbol femenino, sino que es una de las mejores jugadoras de Europa: la danesa Pernille Harder.

Aunque son pareja desde hace tiempo, saben bien lo que es enfrentarse en el campo, la última vez en busca del billete a este Mundial. La Dinamarca de Harder se quedó fuera del Mundial porque la Suecia de Eriksson las dejó sin clasificación.

No obstante, pese a ese pique deportivo, una vez que Harder no puede jugar esta cita, no ha dudado en viajar a Francia para apoyar a su novia enfundada con la elástica de Suecia, que luce orgullosa en cada partido que va a ver.