Era uno de mis sueños venir aquí, la meta más alta que podía tener a nivel personal. Pernía no pudo evitar hablar de Aragonés: «Ojalá siga en el cargo».