Ruth Beitia
Ruth Beitia, en un homenaje en Santander en 2016. GTRES

La deportista Ruth Beitia ha sido designada por el PP como su candidata a presidir la Comunidad de Cantabria; concurrirá así a las próximas elecciones autonómicas, que serán en mayo de 2019.

Esta exatleta de 39 años es considerada, por su palmarés, la mejor de todos los tiempos en nuestro país: tiene 15 medallas internacionales, dos Ligas de Diamante y 29 títulos nacionales. Practicó durante 28 años el salto de altura y lleva 11 en política; ha compaginado ambas actividades con "la misma ilusión y ganas de trabajar", aseguró en una entrevista a 20minutos. Lo llamó "el equilibrio perfecto", el "complemento ideal".

En 2008 entró como vocal en el Comité Ejecutivo Regional del PP de Cantabria de la mano de Ignacio Diego, presidente del partido. Diego definió a Beitia como "una apuesta personal" suya; la atleta lo considera su valedor en política.

Nacida en Santander, logró un escaño de diputada en el Parlamento cántabro en las elecciones de 2011 -iba en el puesto 9 de la lista de los populares- y llegó a ser secretaria primera de la Mesa de la Cámara. En esos comicios, de hecho, el PP logró por primera vez en la historia la mayoría absoluta en la región. Un año después, Beitia obtuvo el diploma olímpico en los Juegos de Londres en 2012.

En 2015 volvió a concurrir a las elecciones, esta vez en el puesto 6, y revalidó su escaño; la presidencia de la región fue a parar en esta ocasión a Miguel Ángel Revilla, tras un pacto entre PRC y PSOE. Un año después, Beitia logró en los Juegos Olímpicos de Río la primera medalla de oro de salto de altura de España en su historia. En 2017, no obstante, se retiró del deporte tras varias lesiones.

Al mismo tiempo que su carrera deportiva llegaba a su fin, sus responsabilidades en el Parlamento cántabro crecieron: entró a formar parte como vocal de las comisiones de Obras Públicas y Vivienda y de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social. Aunque no solo se quedó ahí: desde 2018 lidera el centro de estudios olímpicos de la universidad Uneatlántico.

Terremoto en el partido

Dentro del Partido Popular, Beitia ha asistido al terremoto que comenzó cuando María José Saenz de Buruaga sustituyó a Diego en la presidencia en 2017. La exatleta santanderina considera que Saenz de Buruaga se ha portado con deslealtad hacia él. El conflicto llegó a su culmen cuando Beitia y otros ocho diputados fueron expedientados por oponerse a que Saenz de Buruaga fuera portavoz del Grupo en la Cámara.

Génova, vía Fernando Fernández Maíllo, llamó a capítulo a los parlamentarios rebeldes y mostró su apoyo a Saenz de Buruaga; el procedimiento fue archivado, aunque el resultado del congreso regional, del que salió elegida la nueva presidenta, llegó incluso a los tribunales (y fue finalmente avalado). Cuando un par de meses después Pablo Casado se hizo con la presidencia del PP, en sustitución de Rajoy, decidió colocar de nuevo a Ruth Beitia en una posición relevante.

De esa forma, Beitia dio su gran salto en política y entró en septiembre de 2018 en la Dirección Ejecutiva Nacional del Partido Popular como secretaria del área de Deportes; eso la convirtió, asimismo, en miembro nato del comité ejecutivo del PP de Cantabria. Ahora, en enero de 2019, ha sido designada directamente por Madrid, y en contra de la postura del partido en la región -que sigue apostando por Saenz de Buruaga-, candidata a presidir Cantabria. 

Sobre Revilla y Cataluña

La exatleta no se lleva especialmente bien con Miguel Ángel Revilla. Criticó que la llamara en público "la saltadora", que no la saludara nunca o que hablara de todo en televisión; no cree que sea el "más adecuado" para presidir la región.

En cuanto a otros temas más nacionales, Beitia mostró su apoyo a la gestión de la crisis catalana por parte del Ejecutivo de Rajoy —"Lo ha hecho muy bien"—, y llegó a decir que "nunca" entendió "esa doble moral de los independentistas que compiten con España".

La menor de cinco hermanos, Beitia mamó el atletismo desde que nació. Su padre ejercía como juez en las pistas y fue el primer olímpico de la familia, en Barcelona'92. Además, todos sus hermanos han practicado el atletismo. Es diplomada en Fisioterapia, Técnico en Actividades Físicas y Animación Deportiva, y monitora de atletismo. Está casada y no tiene hijos.