Los resquemores de Óscar Pereiro

  • El ciclista gallego, molesto por cómo acabó la etapa de Hautacam.
  • Obligado a tirar de Valverde, no pudo estar con los mejores.
  • Perdió más de siete minutos y ahora piensa en victorias parciales.
Óscar Pereiro, en una imagen de archivo.
Óscar Pereiro, en una imagen de archivo.
EFE
A Óscar Pereiro (Caisse d'Epargne) aún le dura el mosqueo. El gallego,
ganador del Tour de Francia 2006 y uno de los españoles que mejor forma había mostrado en la primera semana de esta edición, perdió 7 minutos y 3 segundos en la cima de Hautacam en una jornada donde Alejandro Valverde,
el jefe de filas, cedió casi seis minutos y

"Lo de ayer fue un chasco muy grande. No estuvimos a la altura del Tour y llegué a la meta enfadado y triste conmigo mismo. El primer objetivo de ganar etapas lo hemos conseguido, pero el segundo de luchar por el podio se ha complicado", explicaba durante el día de descanso el corredor.

Las opciones de Pereiro, teórico segundo hombre fuerte del Caisse d'Epargne, fueron sacrificadas por Eusebio Unzué, su director, para intentar ayudar a Valverde cuando el murciano perdió tiempo en las rampas del Tourmalet. Pereiro, al menos, no dio muestras de debilidad.

El gallego, descartado por las órdenes de equipo

En la caravana de la ronda gala, periodistas, directores de equipo e incluso ciclistas se cuestionan la decisión. Porque Pereiro, en el descenso del Tourmalet y el tramo entre puertos, se dio una paliza antológica para introducir a Valverde en el grupo de favoritos. El CSC, con Cancellara al frente, se encargó de chafar los planes del Caisse.

Pereiro, fundido de tanto tirar, sufrió en Hautacam. En el Caisse d'Epargne no se gestionó bien la jornada y Pereiro, con órdenes claras y permanentes de acompañar a Valverde, se convirtió en un daño colateral de la crisis de Valverde. Un descarte obligatorio, disciplina de equipo, que no ha sentado nada bien al ex de Phonak.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento