Óscar Pereiro
Óscar Pereiro se estrelló contra 'El Muro de Pink' Floyd Landis (EFE). EFE
El español Óscar Pereiro, cuarto en la contrarreloj decisiva del Tour de Francia y desbancado en el
maillot amarillo por el estadounidense Floyd Landis, señaló que "el segundo puesto sabe a gloria y hay que saber valorarlo".

"Hoy estoy muy contento con el segundo puesto. Me sabe a gloria este puesto en un Tour de Francia. Es increíble y hay que saber valorarlo, porque es muy importante", señaló el corredor del Illes Balears.

Me sabe a gloria este puesto en un Tour de Francia. Es increíble y hay que saber valorarlo

Pereiro, que cedió 59 segundos en la general final a falta de la etapa de mañana, explicó que había sufrido en la contrarreloj "como un perro".

"Sabía la contrarreloj que estaba haciendo Kloeden y hube de emplearme e fondo. Salí muy fuerte para ver si podía intimidar un poco a mis rivales y luego pagué el esfuerzo, aunque mantuve el tipo hasta meta", añadió.

Floyd Landis: "Armstrong era una estrella, a mí no me cambiará la vida"

El estadounidense Floyd Landis, virtual vencedor del Tour de Francia, señaló tras la contrarreloj en la que fue tercero y recuperó el liderato que "la victoria en el Tour no me cambiará la vida, estoy orgulloso de cómo soy" y no buscó comparaciones con Armstrong, ya que "él era una estrella".

"Armstrong era diferente, se trataba de una estrella. A mí no creo que esto me cambie la vida. Estoy orgulloso de cómo soy y voy a seguir así, porque soy feliz", señaló Landis.

Landis explicó que en la decisiva contrarreloj salió "con miedo por si pagaba el esfuerzo realizado en la última etapa de los Alpes", pero "después me encontré bien y fui a por todas porque estaba en juego el maillot amarillo".

Salí con miedo por si pagaba el esfuerzo de los Alpes, pero después me encontré bien y fui a por todas



El líder del Phonak volvió a recordar dos jornadas claves y contradictorias: la "pájara" en La Toussuire y la reacción heroica en Morzine. "Fui humillado y entré en un estado depresivo. Luego recuperé el espíritu de lucha y me propuse cambiar la situación. Fui al combate tras preparar la estrategia con mi director", explicó.

Landis comentó que sus padres, que le educaron en la religión menonita, basada en la austeridad y alejamiento del mundo convencional, le enseñaron "el espíritu de trabajo", algo que ha sido "muy importante" a la hora de hacerse ciclista profesional.

El virtual ganador del Tour descartó cualquier punto en común entre todos los estadounidenses que han ganado el Tour: Lemond, Armstrong y él mismo. "Cada uno aportó cosas y es cierto que Lance marcó una línea, pero tampoco es que tengamos características comunes", dijo.