Los jugadores del Real Madrid Pepe y Balboa tuvieron un desagradable incidente durante la sesión de entrenamiento del Real Madrid, en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, después de que, tras una dura entrada, ambos jugadores se enzarzaran en un intercambio de golpes, según informa Marca en su edición digital.

Al parecer, la sesión matinal del entrenamiento se estaba celebrando con total normalidad hasta que los dos jugadores se pelearon, motivo por el cual el central portugués se marchó del terreno de juego con el rostro cubierto de sangre.

Habrá que esperar, por contra, a conocer la decisión que toma el Club, de si sanciona o no a ambos jugadores por conducta violenta.

El suceso ocurrió en el momento en el que, todos los periodistas asistentes al entrenamiento madridista, se habían marchado rumbo a la sala de prensa para cubrir la posterior rueda de prensa al entrenamiento.