El único tanto del encuentro entre Real Madrid y Rayo Vallecano, favorable al equipo rayista, fue un penalti transformado por Embarba. La acción, polémica, fue muy protestada por los blancos, más después de que fuera revisada por el VAR.

Jesús Vallejo agarró a Emabarba en el corazón del área, pero el propio central maño afirmó que no tenía claro que hubiera sido con la intensidad suficiente como para señalar los once metros: "Yo veo que es una jugada que Javi va a rematar al primer palo. Hay un forcejeo y yo creo que no es suficiente para pitar penalti, si no se pitarían muchos penaltis en cada partido", afirmó.