Manuel Pellegrini
Manuel Pellegrini da instrucciones a los jugadores del Real Madrid. REUTERS

El nuevo técnico del Madrid, Manuel Pellegrini, ha analizado la actualidad de su equipo, una vez comenzada la Liga y tras cerrarse el plazo para fichar.

En declaraciones al diario As, habla sobre el capitán blanco, Raúl, que abrió el marcador en la victoria ante el Depor. "Tenía referencias directas de Raúl ya desde antes y de otros futbolistas compañeros suyos. Pero he hablado mucho con él este verano y es admirable su pasión por el fútbol. Parece un chico de 18 años".

Raúl es admirable su pasión por el fútbol

Asimismo, opina sobre el debate que hay en la calle sobre la titularidad o no del '7'. "Hhabrá un cincuenta por ciento a favor y otro tanto en contra. Si le pongo de titular se dice que Raúl manda y se pone en las alineaciones, como si yo me bajara los pantalones. Si no le pongo, aseguran que me lo quiero cargar y que he aceptado presiones de más arriba en el club".

Pellegrini quiere responder a aquellos que insinúan que ha habido intromisiones en su labor como técnico. "Nunca me he dejado de sentir el jefe del vestuario. En lo deportivo soy el máximo responsable y no admito interferencia. El que crea que yo admito injerencias y que manejen las decisiones de mi responsabilidad es que no me conoce".

En cuanto a la polémica con Sneijder y Robben, dice: "Yo hablé individualmente con los treinta jugadores en pretemporada. Y hablé muy claro con los que podían salir: Van der Vaart, Javi García, Heinze, Torres, Huntelaar, Sneijder y Robben... Fui de frente con ellos, lo que no quita que los utilizase más o menos en pretemporada porque yo tenía que hacer un equipo. Nunca se sabe si a última hora vas a vender o no a un jugador y debes probar con todos. Es cierto que a mí me habría gustado que se hubieran quedado Robben y Sneijder, pero tan cierto como que al principio de la pretemporada les dije que existía una clara posibilidad de que se fueran transferidos a otro club y que yo no quería condicionar su futuro".