El amistoso entre Serbia y Grecia terminó en algo más que una contienda deportiva. Los jugadores acabarón a "sillazo" limpio en un partido que los árbitros tuvieron que suspender. Una imagen vergonzosa para el baloncesto, apenas a una semana de que comience el Mundial de Turquía.

Tras la pelea en la pista, los golpes continuaron en el acceso a vestuariosTodo comenzó a falta de dos minutos para el final y con el marcador 74-73 para los helenos, cuando Teodosic y Fotsis, rivales directos a nivel de clubes, comenzaron una pelea. Teodosic le dió un manotazo al griego, éste reaccionó y comenzó la batalla campal con lluvia de puñetazos y patadas.

Durante el tumulto Bourousis y Schortsianitis siguieron por toda la pista a Nenad Krstic, que había repartido golpes en la espalda de 'Big Sofo'. El pivot serbio, viéndose amenazado, le estampó una silla a Bourousis en la cara provocándole una brecha.

Con el partido suspendido y según la web griega sport.gr, la pelea continuó en los vestuarios. En esta misma publicación se asegura que los árbitros, en el acta, reflejaron incidentes pero sin especificar los nombres de los implicados.

Ahora falta saber si la FIBA tomará medidas y repartirá sanciones entre los protagonistas de este bochornoso espectáculo.

Krstic arrestado

El pívot serbio Nenad Krstic fue arrestado tras la pelea en el pabellón OAKA de Atenas.

La policía le detuvo por una "infracción contra las leyes de la violencia deportiva" aunque ya ha sido puesto en libertad tras pasar la noche en custodia.

El alero griego Kostas Tsartsaris se disculpó por el lamentable espectáculo, que terminó suspendiendo el partido cuando Grecia ganaba por un punto con algo más de dos minutos restando en el último periodo.

"Una disculpa a todos aquellos alrededor del mundo quienes vieron el partido, porque esas imágenes no mantienen el espíritu olímpico", aseguró el pívot serbio al término del encuentro.