Monumental pelea en el fútbol holandés, en la Liga neerlandesa, la Segunda división.

Esta vez ha sido protagonizada entre hinchas radicales de un club y los jugadores del equipo rival.

Los aficionados del Go Ahead Eagles saltaron al terreno de juego durante el encuentro ante el De Graafschap con intención de agredir a los jugadores visitantes, que vencían por 0-4. Los futbolistas no se amilanaron y respondieron, también con patadas y puñetazos, dando rienda suelta a una pelea.

"Estamos avergonzados y condenamos estos actos", comunicó el Go Ahead.

La policía detuvo a siete personas.